jueves, 17 de marzo de 2016

La cruel realidad

¡Hola querid@s lector@s!

Soy consciente del abandono de los últimos días de mi blog, pero voy a dar una explicación convincente y por eso hoy voy a escribir sobre la cruel realidad.

Cuando estaba en el colegio, siempre veía a las chicas mayores y quería ser como ellas. Yo quería ir al instituto, ponerme ropa chula, ir a la moda, maquillarme, poder salir con mis amigas hasta más tarde... En definitiva, quería ser más mayor.

Pero cuando llegas al instituto y ya empiezas a salir de fiesta y a poder hacer todas esas cosas con las que soñabas, descubres que hay más deberes y mucho más que estudiar. A todo esto le añades las continuas peleas y negociaciones con tus padres sobre la hora de llegada a casa, la cual nunca te parecía justa. Y no sólo tenías tus obligaciones educativas, ahora ya habías crecido y estabas capacitada para ayudar en las tareas domésticas. Así que tu mente solo imaginaba el momento de irte de casa, cuando fueras a estudiar a la universidad, ¡eso sí que iba a ser vida! Todo el día de fiesta, en la cafetería jugando al mus, conociendo gente nueva, ¡con los deseados 18 ibas a comerte el mundo! Cada fin de semana en una ciudad distinta, viajando, disfrutando, siendo libre.

Lamentablemente, cuando llegabas a la universidad y bajabas de las nubes, te estrellabas a lo grande. Alguna cerveza en la cafetería, algún juernes de borrachera... Pero eso no compensaba la montaña de apuntes y trabajos que se iban acumulando encima de tu mesa. Y si no eras de los que tenías la suerte de vivir en una residencia, tenías que limpiar, cocinar, lavarte la ropa, planchar, y todas esas cosas que sólo habías hecho de vez en cuando. También tenías la opción de vivir entre mierda y morir de hambre, o quitarte la parte de cocinar si tenias familiares majos que te dieran tuppers. Además, si eras un desafortunado, quizá también tuvieras que trabajar para poder pagarte los estudios, aunque a esas cosas no sé si se les puede llamar trabajo, trabajo basura o esclavitud. ¿A alguien le queda tiempo y fuerzas para tener vida social? Pero tú intentas ser optimista y piensas, todo esfuerzo será recompensado, cuando tenga mi título universitario encontraré un trabajo, me independizaré y por fin podré hacer lo que yo quiera.

Cuando terminas los estudios, no sabes ni por dónde empezar a buscar. Y poco a poco vas siendo consciente de la cruel realidad. No te vas a independizar, no vas a hacer lo que tu quieras y muy afortunado serias de encontrar un trabajo de lo que has estudiado nada más empezar la carrera, porque en los trabajos no solo te piden que seas joven y con estudios, además debes tener experiencia, y por supuesto las prácticas no cuentan. Así que es muy probable que vuelvas con el rabo entre las piernas a casa de tus padres y tengas que seguir trabajando de cosas que no te gustan, y no en un trabajo, sino en todos los posibles para ahorrar y una vez al mes poder salir a tomar algo con tus colegas. Por lo que ni independencia, ni tiempo libre, ni felicidad, ni nada de nada.

Y esa es la razón por la que no he podido escribir antes, porque estoy en una época de ser un muerto viviente. ¿Pero sabéis que os digo? La vida siempre nos va a parecer una mierda. Las morenas quieren ser rubias, las rubias quieren ser morenas. Los que tienen el pelo liso lo quieren rizado y los que lo tienen rizado lo quieren liso. Nada es perfecto y siempre vamos a tener mil cosas por las que quejarnos, que envidiar y que desear. No vivais con la idea de que el futuro será mejor, porque puede que no lo sea. Así que disfrutemos de las cosas buenas que tenemos y dejemos de ser unos amargaos. Quizá si en el mundo hubiera más gente sonriendo poco a poco tod@s seríamos más felices.

¡CARPE DIEM! ¡Y si tengo un rato libre, pues me escribo un post! Y luego me tomaré un café a vuestra salud je je :)

Sígueme: Reflexiones de una ilusa
En Facebook: https://www.facebook.com/reflesionesdeunailusa

Instagram: @llorentenuria
Twitter: @nuriallorente


2 comentarios:

  1. Nuriaaaa hija de putaaa¡¡¡
    Haaaay que estamos en esta época de primavera en la que todos brotamooos eeeh? jajaja me he dado cuenta al leer tu post, y, me he alegrado la verdad, porque a mi en estas épocas siempre me entra la bajona de, joder todo es una mierda a mi me apetece estar correteando por la calle de cervezas o haciendo cosas y no es posible porque por las mañanas nadie puede y yo por las tardes curro (y eso que me gusta mi curro) y aún encima no puedo quejarme porque sería una cínica porque soy del 20% de la población que vive bien, sin guerras, sin morirme de hambre, con buena salud, con una familia que me quiere unos amigos que también etc... y entonces me rallo la cabeza pensandoq ue el problema soy yo que no funciono bien; pero te leo, y me doy cuenta que no soy la única a la que le pasan esas cosas, y... yo que se, pues me siento mejor al ver que compartimos ciertos sentimientos jajajaja

    ala, a seguir escribiendo hija puta.
    Y a ver si coincidimos un día a echar unas cerves no? o que? jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes aquello que dicen... mal de muchos consuelo de tontos! jaja

      Eliminar