martes, 21 de febrero de 2017

Until Dawn: sobrevivir a un infarto

Un grupo de amigos, un fin de semana en la cabaña solitaria de la estación de esquí, y una broma pesada terminará en un trágico suceso: la desaparición de las gemelas. Un año más tarde, la historia se volverá a repetir de una forma más truculenta...

¿Quién será el loco asesino? ¿Qué le impulsa a torturarte y seguirte allá donde vayas? ¿Qué pasó con las gemelas? Y sobre todo... ¿Cuántos conseguirán llegar con vida al amanecer?

¡Hola querid@s lector@s!

La verdad que yo no suelo escribir sobre estas cosas, pero he quedado tan impactada y tan alucinada que quiero compartir esta experiencia con vosotr@s.

Until Dawn es un juego de horror survival exclusivo para Play Station. La verdad que yo no soy una gran jugadora y no suelo jugar a juegos muy complicados. En mi vida he jugado a juegos como Pokémon, Zelda, Just Dance, Fifa... También he jugado al GTA pero siempre haciendo el gamberro con los trucos, o al Tom Rider:  juegos que  nunca me llegué a pasar. 

Un día viendo Youtube, me topé con el Rubius jugando Until Dawn. Sólo subió 3 vídeos, por lo que en realidad no pude ver mucho del juego, pero me llamó muchísimo la atención y me lo compré.


Aquí es cuando comienza mi lucha por no morir de infarto. Soy una cagona en toda regla, cosa que no es lógica, porque me encantan las pelis de miedo, pero claro, cuando estas jugando tienes que estar concentrado y aunque estés pensando y sepas que va a haber un susto de muerte, te lo comes con patatas. Al principio, hay algún susto de vez en cuando pero según va avanzando el juego es peor. Until Dawn te sumerge en una tensión permanente, y por ello en muchas ocasiones tenía que dejar de jugar para relajarme.

Lo característico de Until Dawn es la foma de jugarlo. Más que un vídeo juego es casi una película de terror. Tu sólo tienes que mover a los personajes y tomar decisiones, las cuales, hasta la más insignificante, tendrán sus consecuencias en el juego (lo que llaman efecto mariposa). Parece fácil, pero entre la tensión, los sustos, el tiempo limitado para tomar las decisiones y que tiene guardado automático constante, la puedes cagar en cualquier momento. Si la cagas, la has cagado, no puedes volver atrás. Para poner un ejemplo, los dos personajes que se me murieron fue por estar tapándome con el cogín (sabía que iba a haber susto) y darle mal a los Quick Time Events (QTE). Así que un juego que al principio parece fácil, no lo es tanto por las circunstancias que lo envuelven. ¡Qué divertido es cuando estás acojonado porque están a puntito de matarte y te salta un QTE de "no te muevas", hasta la respiración tenía que aguantar!

Además, cada personaje, tiene su personalidad, sus afinidades con el resto y su estado de ánimo, los cuales irán variando a lo largo del juego (se puede mirar en cada momento para tener pistas de qué decisiones ir tomando), por lo que siempre tendremos más inclinación por unos que por otros. Por ejemplo, yo odiaba a Emily y por lo que he leído en foros, no soy la única, hay gente que incluso la ha matado a posta. Sin lugar a dudas, Sam y Ashley eran mis personajes favoritos ¡Son toda una típica pandilla de adolescentes de instituto!

Otra de las cosas por las que Until Dawn es 100% recomendable, es que tiene varios finales, por lo que se puede rejugar tomando diferentes decisiones para ver que pasaría. Tiene el Final Bueno, en el que todos sobreviven, el Final Malo, en el que ninguno de los 8 personajes que puedes controlar se salva, o el final en el que algunos mueren y otros viven, que puede variar en número también. No hace falta decir que cuantos más personajes mueran, más corto será el juego. Todo esto siguiendo una auténtica historia de terror que te hará alucinar según vayas descubriendo pistas y de qué va el asunto...

¡Os animo a que me contéis vuestras experiencias con Until Dawn en los comentarios! ¡Y para l@s nuev@s jugador@s, suerte en vuestra aventura de sobrevivir a un infarto!

Sígueme: Reflexiones de una ilusa

Instagram: @llorentenuria
Twitter: @reflexilusablog


martes, 14 de febrero de 2017

Feliz Aniversario por San Valentín

¡Hola querid@s lector@s!

Hace un año más o menos comencé mi aventura por blogger hablando sobre este día tan especial que es San Valentín. Puedes volver a leer el post pulsando aquí. Hemos ido creciendo poco a poco, ya tengo un poquito más de 200 likes en FB y estoy super agradecida por vuestro apoyo! Ya sabéis que si os gusta lo que escribo me podéis ayudar dando like y compartiendo mis publicaciones. También me podéis dejar comentarios para compartir vuestras reflexiones conmigo y no olvidéis mandarme vuestras preguntas para el booktag de Harry Potter que haré próximamente, por comentario tanto en el blog, como en la página de facebook Reflexiones de una ilusa, o por twitter!

Si bien el año pasado escribí sobre las reacciones a los post de San Valentín, hoy voy a hablaros sobre como se ha ido desarrollando mi forma de ver esta celebración y como la he vivido.

Recuerdo que cuando estaba en los primeros años de instituto organizábamos un buzón de cartas de amor por San Valentín. A lo largo de una semana la gente iba depositando sus escritos en un buzón de la biblioteca con el nombre y el curso de la persona en cuestión que luego repartiríamos el 14 de febrero. Estas cartas también podían ir acompañadas de un clavel. Era muy bonito porque todo el mundo recibía muy bonitas palabras, ya que no escribíamos a la persona que nos gustaba, sino que también era una gran oportunidad para decirle a tus amig@s lo mucho que les querías. ¿Quién dice qie el amor es sólo cosa de parejas románticas? Aunque también es cierto que había veces que se recibían cartas anónimas con algunas que otras bromas. Pero lo que más, más, más me gustaba de esta época eran las dedicatorias. Os pongo ejemplos:

-Si fuera camionero te llevaría en mi camión, pero como no lo soy te llevo en mi corazón.
-Si fuera superman te llevaría volando, pero como no lo soy te jodes y te vas andando.
-Fui al mar y pregunté a los peces pero no encontré la dedicatoria que te mereces.
-Naranjas, naranjas. Limones, limones. Tengo una amiga que vale millones.
-Si la mierda fuera oro, tu serías mi tesoro.

Un poquito más mayores, nos pusimos en huelga contra San Valentín, ya bien fuera por desamor, por reivindicación contra una celebración consumista o simplemente porque eramos solter@s y nos daba envidia la felicidad que nos rodeaba y que nosotr@s no teníamos (como se dice actualmente, vomitábamos arcoiris). Mis amig@s y yo hemos utilizado diferentes nombres para referirnos a esta fiesta, como "San Solterín", "San Ballantines" (mi favorita) o "San Corte Inglés". 

Además, yo siempre he sido un poco rara. La primera vez que celebré San Valentín, fue porque mi novio estaba empeñado en regalarme algo. A mi nunca me ha gustado eso de que me regalen rosas ni corazoncitos, así que cuando me preguntó que quería, le contesté que un balón de fútbol. Obviamente, todo el mundo se escandalizó y me preguntaban que qué regalo era ese por San Valentín. Y digo yo, si mi novio quiere regalarme algo, pues tendrá que regalarme algo que me guste, ¿qué problema hay en que me regale un balón de fútbol? Otro de mis regalos "raros" por estas fechas fueron las películas del Señor de los Anillos y vale, sí, lo confieso, una vez me regalaron un peluche gigante, pero los peluches sí que me encantan.

Actualmente no lo celebro, quizá preparo alguna cena o postre para disfrutar con mi pareja, pero nada del otro mundo. Somos de ese tipo de personas que piensan que nos tenemos que querer todos los días del año, y que si nos queremos regalar algo porque nos apetece, no tiene porque ser en un día marcado específicamente para ello.

Cada cual es libre de vivir el amor como lo sienta, en el amor no hay reglas, pues los sentimientos son infinitamente diferentes y especiales en cada persona. Yo hoy lo celebro con vosotr@s, porque estoy muy agradecida a tod@s l@s que me leéis. Feliz Aniversario por San Valentín querid@s "ilus@s".

Sígueme: Reflexiones de una ilusa

Instagram: @llorentenuria
Twitter: @reflexilusablog

viernes, 10 de febrero de 2017

La infidelidad

¡Hola querid@s lector@s!

Hoy voy a hacer una pequeña reflexión sobre la infidelidad. Y no estoy hablando de las parejas liberales, el poliamor o los intercambios de pareja, porque ese tipo de relaciones son consentidas, las personas llegan a un acuerdo y, oye, cada uno es libre de vivir como quieran. Estoy hablando de las parejas que son únicamente de dos, en el que una de las partes decide meter a una tercera persona en la relación mediante el engaño y la traición.

Bajo mi punto de vista, la persona infiel lo es y será por siempre. Pueden ser de varios tipos:

-La relación a dos bandas: mantiene dos relaciones paralelas, sin que ninguna de sus parejas conozca la existencia de la otra. ¿Es que no es bastante complicado de por sí mantener una relación que deciden tener dos? Estas personas tienen que ser unas grandes mentirosas y muy organizadas, porque apañarte para tener dos vidas y que nadie se entere ni sospeche nada tiene que ser muy complicado, pues en cuanto tan sólo una persona de su alrededor sea consciente del engaño, una o sus dos vidas entrará en peligro de desmoronarse.

-La segunda relación consentida: este es el caso de los amantes. La relación principal y aceptada como tal desconoce la existencia de la segunda, pero el/la amante sí sabe que existe la otra pareja. Normalmente el/la amante está enamorado y sueña con que algún día podrá ocupar la posición principal en la vida del/la susodicho/a. Lo cierto es que esto nunca llega a ocurrir.

-En último lugar está la infidelidad espontanea, esa que ocurre de manera puntual una vez, o varias veces pero con diferentes personas, pero que no repiten, sino que van de flor en flor. ¿Para qué tienen novio/a si luego van a seguir haciendo lo mismo que en su soltería?

Los/as infieles nunca se conforman y si lo han hecho una vez, no seas ingenio/a, lo volverán a hacer. Las heridas se cierran cuanto antes les pongas cura. ¡Feliz fin de semana!

Sígueme: Reflexiones de una ilusa

Instagram: @llorentenuria
Twitter: @reflexilusablog


lunes, 6 de febrero de 2017

STOP a las personas tóxicas

¡Hola querid@s lector@s!

Tod@s y cada un@ de nosotr@s tenemos personas tóxicas a nuestro alrededor. Quizá solo sea una, o quizá tengamos tantas que si nos percatásemos de ello el nubarrón negro que nos persigue a todos lados cobraría sentido.

En realidad no es complicado detectarlas, lo que pasa es que muchas veces estamos cegados por la amistad o el amor, y aunque en el fondo sepamos que esa persona no es buena en nuestra vida no queremos abrir los ojos. Seamos valientes y digamos ¡STOP! a las personas tóxicas.

¿La razón? Es muy simple. La gente tóxica se alimenta de la buena energía de sus círculos, por ello te van a machacar y machacar para robarte esa energía positiva y que tú solo veas oscuridad en tu pasado, presente y futuro. Además, de forma más o menos sutil, te irán perpetuando en esta oscuridad, para que todo sea tan, tan negro, que nunca veas ni una pequeña luz de esperanza a la que agarrarte.

Las personas tóxicas son engreídas y egocéntricas, son lo mejor en todo, por lo que en cuanto vean en ti alguna cualidad que pueda rivalizar con ellas, irán a por ti, porque nadie puede destacar más que las personas tóxicas. Ante todo, son muy, muy envidiosas. Podrás detectar a una persona tóxica en aquella gente que siempre está buscando movida, porque tienen que pisar a los demás y sobre todo, llamar la atención, quieren ser las protagonistas en todo momento. La chulería y la soberbia nunca les falta y siempre van a intentar controlar todo sin dudar ni un segundo a llegar al enfrentamiento continuo. También tendrán toda una carrera en el arte de la mentira, pues en eso se basa sus vidas, en ocultar sus problemas de personalidad y de autoestima, porque sí, se sienten unas personas de mierda. Esa es la razón fundamental de ser unas psicópatas y joder la vida de sus amig@s, familiares, parejas, compañer@s de trabajo o estudios... Y piensan que jodiéndote a ti ellas serán mejores pero lo único que hacen es pudrirse por dentro un poquito más cada día.



Es posible que este tipo de personas puedan cambiar, pero sin duda alguna con ayuda profesional. Por eso no nos podemos dejar engañar cuando se hacen las víctimas, pues es otro de sus trucos para robarte todo lo bueno. Seamos valientes y digamos ¡STOP! a las personas tóxicas. 

Simplemente os deseo una vida feliz y llena de alegrías.






Sígueme: Reflexiones de una ilusa

Instagram: @llorentenuria
Twitter: @nuriallorente

viernes, 3 de febrero de 2017

Rompiendo Tarima, Jóvenes Inquietos

Hola querid@s lector@s!

Hoy vengo a hablaros de l@s jóvenes de hoy en día. La gran mayoría de las personas adultas cuando piensan en la juventud piensa en una generación perdida, pero últimamente es muy habitual ver en redes sociales artículos que rebaten esta idea. ¿Quién no ha leído sobre los "sisis" en contra posición de los famosos "ninis"? Y la verdad que en estos momentos de crisis la vida no es un camino de rosas ni para l@s jóvenes ni para nadie.

Otra característica de nuestra época, es que vivimos en el mundo de la tecnología y las formas de entretenimiento han cambiado, por lo que las personas adultas en general, nos ven como una especie de zombies absorbidos por nuestros Smartphones. Sin embargo, bajo mi punto de vista, si utilizamos estos recursos de una forma positiva y no para convertirnos en unos "hater" podemos sacar mucho provecho de ellos. 

Aunque l@s jóvenes seamos considerados vag@s, lel@s y que solo nos importa salir de fiesta, la realidad es totalmente la contraría, y que tire la primera piedra aquel padre o aquella madre que no haya salido nunca de fiesta o que nunca haya cometido locuras. L@s jóvenes también tenemos inquietudes y sueños, nos esforzamos por conseguir lo que queremos y sí, también nos gusta vaguear de vez en cuando, pero como a cualquier persona.

Y para poner ejemplos reales, voy a hablar de mi hermano y sus amigos/as. Aunque somos de diferentes edades (ell@s tienen 15 años y yo 25), somos jóvenes, aunque en diferentes etapas de la juventud, ell@s estarían en la fase adolescente y yo en la de joven-adulta (porque claro, ahora han subido la edad de l@s jóvenes hasta los 35 años, antiguamente ya tendría que estar casada y con hijos, pero bueno, las sociedades cambian). El otro día salí con ell@s a tomar algo y, como es obvio y tod@s estarán pensando, nos fuimos de botellón. ERROR. No, no fuimos de botellón, fuimos a tomar un batido helado. Y mantuvimos una conversación muy interesante sobre como ligar, como hacerse chuletas y pellas, como emborracharte sin que te pillen... todas esas cosas de jóvenes. Pues ERROR. No, no estuvimos hablando de nada de eso, estuvimos hablando de libros, de películas, del instituto y de cuales son sus inquietudes en el futuro. ¿Sorprendidos de que l@s jóvenes hablen de cosas culturales?

La cosa no queda ahí. Existen un grupo de chavales y chavalas que se hacen llamar "cibercorresponsales" y que a través de los centros juveniles de sus respectivos pueblos crean sus blogs en los que escriben de infinidad de cosas de interés y sobre cómo ven el mundo ellos y ellas. ¡No, no hablan de fiestas y drogas! ¿Curioso verdad?
Por último, y el verdadero motivo de este post, voy a hacer Spam sobre el nuevo Canal de Youtube que han creado mi hermano y sus amig@s con la ayuda del Centro Juvenil de nuestro pueblo. Empezaron siendo un programa de radio, pero desgraciadamente la persona que les ofrecía este espacio se ha mudado, pero ell@s no van a dejar de expresar sus pensamientos por este motivo, y así nace el Canal de Youtube de Rompiendo Tarima. 

Aquí os dejo el enlace a su vídeo y os invito a que os suscribaís y le deis a me gusta. ¡Apoyemos a l@s jóvenes con sueños! Presentación del Canal: Rompiendo Tarima



También les podéis seguir en:
Facebook: Rompiendo Tarima
Instagram: @rompiendotarimarigu
Twitter: @Rtarimasigu

Y esto es todo por hoy. Muchas gracias a tod@s l@s que me apoyáis y me leéis, porque leer es cultivar el alma. Un abrazo!

Sígueme: Reflexiones de una ilusa

Instagram: @llorentenuria
Twitter: @nuriallorente