miércoles, 11 de mayo de 2016

Nostalgia y felicidad

¡Hola querid@s lector@s!

He estado muy liada últimamente pero el viernes fue mi último día en uno de mis dos trabajos, así que ahora tengo muchos planes a la vista, más tiempo para escribir en el blog y lo más importante de todo, para dedicarme a mí misma. Lo que pasa es que en pocos meses me vuelven a contratar, así que tengo muchos planes que hacer en muy poco tiempo, es una locura que os contaré a su debido tiempo, pero estoy muy, muy contenta porque estaba realmente estresada.

Mi primer plan ha sido irme a Madrid a visitar a mis amigas de la Universidad. Madrid ha sido la
ciudad donde viví durante los 4 años más importantes de mi vida (por el momento). En mi opinión para las personas de 20 y tantos la etapa universitaria marca un antes y un después en sus vidas, y para mí fue el de "Yo siempre voy a vivir en el pueblo" a pasar a "odiar el pueblo". No es que odie mi pueblo, claro que me gusta pero no para vivir aquí, porque mientras estás en el Instituto tienes a tus amig@s, tus costumbres, sales todos los días... pero una vez te marchas, ya nunca vuelve a ser lo mismo. Tu vida cambia, maduras en otro sitio, coges otros hábitos, descubres otras aficiones que en tu pueblo... nunca vas a poder disfrutar.

Ayer, llegué a Madrid con tiempo de antelación, por lo que me dispuse a hacer mi hobbie favorito de cuando vivía allí. Andar, andar, andar y perderme en una gran ciudad. Descubrir cosas, mirar los edificios, el cielo, el paisaje... 

Otra diferencia entre la ciudad y el pueblo es que en la ciudad (si no has vivido allí siempre) es más difícil quedar con los colegas, porque tus colegas no son gente del barrio, son gente de la uni, y cada cual vive en una punta de la ciudad. Por esta razón descubrí mi afición a irme de paseo sola por las calles de Madrid. Cada día por un sitio, cogía el metro me iba a una parada determinada y echaba a andar hacia otro lugar que me hubiera propuesto. Era un momento muy relajante y de estar conmigo misma. Pues eso hice ayer al llegar a Madrid, lo que pasa que la lluvia, y mi emoción-empanamiento hicieron que se me echara la hora encima y al final solo conseguí llegar hasta Atocha andando (si no quería llegar tarde a mi quedada).

Otra cosa que me encanta de Madrid, es que siempre hay algún sitio nuevo que descubrir. Ayer comimos por Malasaña en un Take Away (aunque tiene un par de mesas para comer allí) súper barato y chachi. Yo comí unos raviolis de primero y de segundo cuscús con pollo al curry. Había un montón de cosas que lógicamente, en mi pueblo, no hay ni habrá jamás. El sitio se llama "Aliño" y está en el metro Tribunal.

Eso de andar por Madrid, también debe tener un efecto radar para los famosos, porque veo muchísimos, de 10 veces que salgo, 9 veo a algún famoso. Pues ayer, también fue el día. Después de comer, bajando por la calle Fuencarral vi a la Youtuber Yellow Melow. Mi hermano es fan total de esta chica, no hace otra cosa que ver vídeos suyos en Internet y yo claro, estaba frotándome las manos para darle envidia. Mi hermano flipó y me odió a muerte en ese momento por no ser él el que estaba en esa calle en ese preciso momento, pero como no me hice foto porque no me gusta molestar a la gente (l@s famos@s también tienen derecho a salir a la calle) y bueno, que llovía un huevo, pues mi hermano no se lo acabó de creer del todo (también porque soy una troll profesional) así que el tío friki ha comprobado hoy en el vlog de Melo si le había dicho la verdad. Ahora entiendo porque me preguntaba cosas raras como: "¿y de qué color lleva el gorro? ¿y lleva una mochila? ¿y qué ropa llevaba puesta?" para comprobarlo hoy si era verdad... ¡qué cabrón!

Por último estuve en mi barrio, y es que cada vez que voy hay nuevos establecimientos abiertos, pero tristemente muchos de los comercios de toda la vida van cerrando. Han abierto un McDonald's con servicio 24 horas en fin de semana... ¡lo qué me hubiera salvado a mi 4 años atrás al volver de fiesta tener el McDonald's ahí!

En resumen, ayer fui muy feliz, pero a la vez tenía una nostalgia en el cuerpo porque quiero estar allí, volver a vivir en Madrid. ¡Joder, que todavía tendría el bono transportes a 20€!

Sígueme: Reflexiones de una ilusa

Instagram: @llorentenuria
Twitter: @nuriallorente







No hay comentarios:

Publicar un comentario