lunes, 6 de febrero de 2017

STOP a las personas tóxicas

¡Hola querid@s lector@s!

Tod@s y cada un@ de nosotr@s tenemos personas tóxicas a nuestro alrededor. Quizá solo sea una, o quizá tengamos tantas que si nos percatásemos de ello el nubarrón negro que nos persigue a todos lados cobraría sentido.

En realidad no es complicado detectarlas, lo que pasa es que muchas veces estamos cegados por la amistad o el amor, y aunque en el fondo sepamos que esa persona no es buena en nuestra vida no queremos abrir los ojos. Seamos valientes y digamos ¡STOP! a las personas tóxicas.

¿La razón? Es muy simple. La gente tóxica se alimenta de la buena energía de sus círculos, por ello te van a machacar y machacar para robarte esa energía positiva y que tú solo veas oscuridad en tu pasado, presente y futuro. Además, de forma más o menos sutil, te irán perpetuando en esta oscuridad, para que todo sea tan, tan negro, que nunca veas ni una pequeña luz de esperanza a la que agarrarte.

Las personas tóxicas son engreídas y egocéntricas, son lo mejor en todo, por lo que en cuanto vean en ti alguna cualidad que pueda rivalizar con ellas, irán a por ti, porque nadie puede destacar más que las personas tóxicas. Ante todo, son muy, muy envidiosas. Podrás detectar a una persona tóxica en aquella gente que siempre está buscando movida, porque tienen que pisar a los demás y sobre todo, llamar la atención, quieren ser las protagonistas en todo momento. La chulería y la soberbia nunca les falta y siempre van a intentar controlar todo sin dudar ni un segundo a llegar al enfrentamiento continuo. También tendrán toda una carrera en el arte de la mentira, pues en eso se basa sus vidas, en ocultar sus problemas de personalidad y de autoestima, porque sí, se sienten unas personas de mierda. Esa es la razón fundamental de ser unas psicópatas y joder la vida de sus amig@s, familiares, parejas, compañer@s de trabajo o estudios... Y piensan que jodiéndote a ti ellas serán mejores pero lo único que hacen es pudrirse por dentro un poquito más cada día.



Es posible que este tipo de personas puedan cambiar, pero sin duda alguna con ayuda profesional. Por eso no nos podemos dejar engañar cuando se hacen las víctimas, pues es otro de sus trucos para robarte todo lo bueno. Seamos valientes y digamos ¡STOP! a las personas tóxicas. 

Simplemente os deseo una vida feliz y llena de alegrías.






Sígueme: Reflexiones de una ilusa

Instagram: @llorentenuria
Twitter: @nuriallorente

No hay comentarios:

Publicar un comentario